Archivos Mensuales: diciembre 2012

La Defensoría del Pueblo pone de manifiesto la relevancia que adquieren las Auditorias Ambientales para evitar la contaminación con hidrocarburos.

IMAGEN2
La Ciudad de Buenos Aires cuenta en su haber con un sin número de siniestros ocurridos con explosiones y voladuras de instalaciones, tanto en estaciones de servicio como en otras actividades, así como con la contaminación de suelos debido a pérdidas de combustible de los sistemas de almacenaje subterráneo de hidrocarburos (SASH), no detectadas ni resueltas en tiempo y forma.

En tal sentido, la información y datos resultantes de las Auditorias Ambientales son, sin duda, la herramienta primaria y fundamental que posibilita, tanto a los titulares de los SASH como a los funcionarios gubernamentales que deben materializar la fiscalización y control de los mismos, gestionar positiva y acertadamente la temática ambiental. En oposición a lo referido, tanto la falta de certeza en los datos auditados como la inexistencia misma de las tareas de control sobre los SASH, no sólo facilitan poner en riesgo al medio ambiente sino a la vida misma de las personas.

Ante la detección de desviaciones en datos e información generados por diversas Auditoras, respecto a los SASH de una empresa de transportes, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad puso de manifiesto, a través de la Resolución Nº 3320/12, la relevancia que adquiere las buenas prácticas y control de las Auditorias Ambientales para dar resguardo a la seguridad tanto de las personas como del ambiente en general.

Ver Resolución Completa aquí

Denuncia por contaminación ambiental en la estación San Juan de la Línea C del subterráneo.

SUBTESTrabajadores de la CTA denunciaron distintas irregularidades detectadas en la estación San Juan de la Línea C del subterráneo en oportunidad de una inspección realizada por personal de dicha Central de Trabajadores, situación que acarrearía peligro al medioambiente y a la salud y seguridad de los trabajadores y usuarios. En su reclamo, entre otros, los trabajadores expresan haber constatando la existencia de drenajes de aguas presuntamente servidas producto de una aparente ruptura de un caño cloacal, así como la instalación de canalizaciones precarias para intentar desviar el drenaje de los mismos y evitar que los fluidos caigan sobre el pasaje y trabajadores.

Ante la gravedad de lo denunciado, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad no sólo le solicitó a la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad la urgente toma de muestras, y su correspondiente análisis, sino que también emitió la Resolución Nº 3295/12 dando diversas recomendaciones tanto a los funcionarios gubernamentales como de las empresas Metrovías y AySA.

Ver Resolución Completa aquí